Cultura Geek Blog Desarrollo Web Desarrollador Web Desarrollo de Sitios Web en Mazatlán

Turismo

Conoce Mazatlán

  1. Actividades Deportivas
  2. Camiones Tropicales
  3. Centro Histórico
  4. Cómo llegar a Mazatlán
  5. Demografía
  6. El Faro
  7. El Juego del Ulama
  8. Escuelas en Mazatlán
  9. La Tambora
  10. Las Pulmonías
  11. Mercado Pino Suárez
  12. Monumentos
  13. Plazuelas
  14. Recorrido Centro Histórico
  15. Semblanza Sindicaturas
  16. Teatro Angela Peralta
  17. Zona Dorada

Datos Geográficos

  1. Clasificación y Uso del Suelo
  2. Clima
  3. Extensión
  4. Hidrología
  5. Litoral
  6. Localización
  7. Orografía
  8. Principales Ecosistemas
  9. Recursos Naturales
  10. Vista en Google maps

Historia de Mazatlán

  1. Breve Historia de Mazatlán. Parte 1
  2. Breve Historia de Mazatlán. Parte 2
  3. Breve Historia de Mazatlán. Parte 3
  4. Breve Historia de Mazatlán. Parte IV
  5. El Agua Potable
  6. Escudo de Mazatlán
  7. Fragata Cordeliere
  8. Imagen de Mazatlán en 1931
  9. Invasión Americana
  10. La Electricidad
  11. La Peste Negra
  12. Orígenes de la Industria
  13. Presidentes Municipales

Ataque Frontal a la Peste Negra. Parte I

Al darse cuenta las autoridades sanitarias de la gravedad de la situación y del gran reto que tenían que enfrentar, acordaron tomar medidas emergentes. Lo primero que hicieron fue la clausura inmediata del caño del desagüe que como monumento a la irresponsabilidad se encontraba a flor de tierra por toda la ciudad; seguidamente se limpiaron las calles, patios, corrales y se quemaron todas las casuchas y jacales en los que se habían presentado focos infecciosos.

Adicionalmente se establecieron centros de aislamiento(Lazareto de Belvedere) y una estricta supervisión en el transitar de las personas que entraban y salían de la ciudad.

Camillas para la conducción de enfermos

El centro de aislamiento primeramente se estableció en el área del manicomio del Hospital Civil y posteriormente en el Lazareto de Belvedere y la intención de tener estos centros era mantener a la gente infectada aislada y así evitar que la epidemia se esparciera.

En forma tajante se cerro el Puerto al trafico marítimo, por lo tanto la única entrada y salida de la ciudad era a través del Estero del Infiernillo y era ahí a la altura de la Garita de Juárez, situada en lo que ahora es la Calzada Gabriel Leyva, el lugar en el que se revisaban y desinfectaban a los viajeros y sus pertenencias; Para acto seguido enviarlos a las “Barracas del Velódromo”, espacio en el que permanecían en cuarentena por espacio de diez días.

Otras medidas que se adoptaron y que sirvieron de mucho, fueron él haber dividido a la ciudad en seis cuarteles, los que eran atendidos por una brigada conformada por dos auxiliares sanitarios, un Inspector y dos Médicos que tenían amplias facultades para ordenar la incineración de casas, traslado de enfermos a los centros de aislamiento, expedición de certificados y cualquier otra medida que evitara la propagación de la epidemia. Estos grupos eran eficientemente adiestrados y guiados por el Dr. Martiniano Carvajal, eminente Medico de preparación académica excelente, con una vocación de servicio comunitario que iba mas allá del simple cumplimiento del deber y poseedor de un gran temple y valor para tomar decisiones.

A este eminente medico se debe en gran parte, que la ciudad haya podido triunfar sobre la peste negra, sus medidas además de tener mucho sentido común, fueron muy acertadas.

Decálogo de medidas que estableció el Dr. Martiniano Carvajal para el combate de la epidemia:

  1. Inspección domiciliaria casa por casa para detectar enfermos.
  2. Aislamiento riguroso de los enfermos.
  3. Desinfección cuidadosa de habitaciones, ropa de uso, cama y enseres domésticos.
  4. Exterminio de ratas, ratones y pulgas. (Pago de 5 centavos por cada rata muerta) Tan solo en el año 1902 se aniquilaron 29,608 roedores.
  5. Prohibición de salir y entrar a la ciudad sin el previo reconocimiento medico y la cuarentena obligada.
  6. Prohibición del libre transito por los esteros.
  7. La cremación estricta de toda la basura.
  8. La supervisión de que la comunidad mantuviera un aseo riguroso. (aquí se hacia un énfasis muy especial a las mujeres por ser mas susceptibles de contraer la epidemia, esto por las anacrónicas y añejas costumbres existentes. Siendo una de las más curiosas la de no usar calzoncillos).
  9. Incenerizacion de casas que no fueran susceptibles a desinfección apropiada. ( Durante el periodo que estuvo vigente la epidemia se incineraron 1052 casas de las 4853 que existían en todo el casco urbano.)
  10. El enterramiento de los cadáveres, amortajados en una sabana empapada con una solución de bicloruro de mercurio y su deposito en fosa profunda entre dos capas de cal viva.

Seguir leyendo parte 2…