Cultura Geek Blog Desarrollo Web Desarrollador Web Desarrollo de Sitios Web en Mazatlán

Turismo

Conoce Mazatlán

  1. Actividades Deportivas
  2. Camiones Tropicales
  3. Centro Histórico
  4. Cómo llegar a Mazatlán
  5. Demografía
  6. El Faro
  7. El Juego del Ulama
  8. Escuelas en Mazatlán
  9. La Tambora
  10. Las Pulmonías
  11. Mercado Pino Suárez
  12. Monumentos
  13. Plazuelas
  14. Recorrido Centro Histórico
  15. Semblanza Sindicaturas
  16. Teatro Angela Peralta
  17. Zona Dorada

Datos Geográficos

  1. Clasificación y Uso del Suelo
  2. Clima
  3. Extensión
  4. Hidrología
  5. Litoral
  6. Localización
  7. Orografía
  8. Principales Ecosistemas
  9. Recursos Naturales
  10. Vista en Google maps

Historia de Mazatlán

  1. Breve Historia de Mazatlán. Parte 1
  2. Breve Historia de Mazatlán. Parte 2
  3. Breve Historia de Mazatlán. Parte 3
  4. Breve Historia de Mazatlán. Parte IV
  5. El Agua Potable
  6. Escudo de Mazatlán
  7. Fragata Cordeliere
  8. Imagen de Mazatlán en 1931
  9. Invasión Americana
  10. La Electricidad
  11. La Peste Negra
  12. Orígenes de la Industria
  13. Presidentes Municipales

Historia y desarrollo del servicio eléctrico en la ciudad de Mazatlan. Parte II

La iluminación del puerto continuo y abarco sus principales calles, esta forma de alumbrado de mayor intensidad, vino a contribuir a que la obscuridad nocturna no fuera ya impedimento para que la población se encerrara temprano en sus casas. Al contar con una mayor seguridad que esta novedosa la iluminación proporcionaba, la gente temerosa de las sombras de la noche empezó a pasearse por las calles de la ciudad.

Las primeras calles que contaron con alumbrado eléctrico en la ciudad fueron:

  • “Calle Principal” (Hoy Belisario Domínguez)
  • “Nueva” (Hoy Melchor Ocampo)
  • “Puente” (Hoy Benito Juárez)
  • “Recreo” (Hoy Constitución)
  • “Faro” (Hoy 21 de Marzo)
  • “Oro” (Hoy Sixto Osuna)
  • “Puerto Viejo”(Hoy Cinco de Mayo)
  • “Vigía” (Primero Guelatao, Hoy Angel Flores)
  • “San Germán” (Primero Fco. Cañedo, Hoy(José. M. Canizales)
  • y “Arsenal” (Hoy Venustiano Carranza).

Los trabajos para dotar a la ciudad de alumbrado publico, finalizaron en el mes de Julio de 1896 y es a partir de esa fecha que la Cía. Escovar, hace del conocimiento de la población de que se encontraba en condiciones de proporcionar el servicio de alumbrado eléctrico a las casas particulares

Las crónicas periodísticas de esos tiempos nos relatan que el entusiasmo de la comunidad por contar con este servicio fue de tal proporción que durante varios días las oficinas de la empresa de gas y luz eléctrica de Mazatlán, ubicadas en la Calle Principal (Belisario Domínguez) no se daban abasto para atender las múltiples solicitudes de instalación de servicio eléctrico.

Aisladores

Desafortunadamente, al poco tiempo de terminarse los trabajos de instalación del alumbrado de la ciudad,(Agosto de 1896), el empresario Jesús Escovar, sufre un grave accidente y fallece. Este trágico suceso, hace que las riendas del negocio recaigan en la persona de Marcelino Herrerías, primer albacea de la sucesión del intestado del Sr. Escovar; personaje que demostró una gran habilidad para que la empresa creciera y sus finanzas se consolidaran.

El auge de la compañía continuo, la demanda por el servicio iba en constante aumento, lo que aunado a que el Ayuntamiento en los días festivos acostumbraba a ordenar trabajos especiales de iluminación, contribuiría a que la empresa de Gas y Luz de los herederos del Sr. Escovar obtuviera pingues ganancias.

La pujanza y éxito de la compañía se reafirmo, al autorizarles el Ayuntamiento el 5 de Enero de 1897 una reforma al contrato original de prestación de servicio eléctrico, por la cual los concejales aprobaban un aumento a las tarifas del servicio eléctrico. Esta hábil maniobra le permitió a la Cía. allegarse el flujo de dinero necesario para que las instalaciones crecieran y su capacidad de generar electricidad se incrementara notablemente.

A finales del año 1897, los herederos de Jesús Escovar, empezaron a tomar un papel mas activo en los manejos de la compañía y decidieron cambiarle el nombre a la sociedad, por el de Escovar y Hermanos y prosiguieron con mas ahínco sus agresivos planes de crecimiento.

Tal y como siempre sucede cuando un negocio empieza tener aceptación y éxito, la competencia no se hizo esperar y se instalo en la ciudad una empresa auspiciada por el Sr. Arthur de Cima León, quien empezó a otorgar el servicio a comerciantes, empresas, fabricase inclusive al mismo Ayuntamiento, en las ocasiones en que por causas de fuerza mayor la Cía. Escovar y Hnos. se viera imposibilitada a prestarlo.

Esta nueva empresa con la supervisión estrecha del Señor de Cima, al no tener fallas ni interrupciones frecuentes, demostró contar con una gran eficiencia, lo que ocasiono que la respuesta de los consumidores fuera de una gran demanda por sus servicios, situación que le permitió desarrollarse rápidamente. Sus registros nos muestran que para finales del año 1896 ya contaran con 320 contratos, los que representaban una cantidad cercana a las 1200 luces. Esta rápida expansión los llevo a importar mas equipo, lo que les dio la posibilidad de brindar un mejor servicio y una mayor cobertura.

A partir del ingreso de esta nueva compañía eléctrica, se inicia una feroz contienda por el favor del consumidor. Esta dura competencia fue motivo para que las dos compañías empezaran a tener serios problemas y desperfectos en sus equipos e instalaciones, ocasionados por “misteriosos Vándalos” que llegaban al extremo de colocar aditamentos especiales para sobrecalentar y hacer tronar a los generadores.

La recia y rispida competencia por el favor del cliente continuo sin ceder cuartel y los actos de vandalismo eran tantos y tan frecuentes, que la compañía eléctrica Escovar y Hermanos y la Compañía de Teléfonos y Luz Eléctrica de Arthur de Cima León, decidieron reglamentar a todo su personal con uniformes que los pudieran distinguir entre si y de esa manera facilitar a los usuarios, autoridades y publico en general, la facilidad de poder identificar y denunciar, quienes eran los que realmente estaban ocasionando el daño a las instalaciones eléctricas.

En el año 1904,con el objeto de aumentar su capital social y con ello consolidar a la empresa; los hermanos Escovar constituyen la Empresa de Corriente Eléctrica, S.A. cuyos socios eran: Roberto Henderson, Gerald E. Ward, José H. Rico, Francisco Valadez, W. E. Lloyd, Andrés Avendaño, Herbert Wooster Felton y Arthur de Cima.

La estructura social de esta empresa, quedo constituida con un capital social de $200,000.= pesos, divididos en 2000 acciones de 100 pesos cada una. Los Hermanos Escobar participaron con 1550 acciones, garantizadas con el edificio, maquinas, calderas, bombas generadores, transformadores, postes, tuberías y herramienta variada; esta participación accionaria les dio la posibilidad de seguir reteniendo la dirección de la empresa.

Nuestra investigación de los orígenes del servicio eléctrico en Mazatlán, nos muestra que para el año 1905 a tan solo de un año de la reestructuración accionaria, se presentaron serios problemas y desavenencias internas en la sociedad Empresa de Corriente Eléctrica, los que llevaron a los hermanos Escovar a desligarse por completo de esta compañía. Como resultado de esta decisión que para fines del año 1905 el Sr. Jesús Escovar Hijo, vende su participación a su mas acérrimo competidor el Sr. Arthur de Cima y a los pocos días su hermano se solidariza con esa decisión y vende su parte al mismo comprador, quien de golpe y porrazo se convierte en el dueño mayoritario de la principal empresa de corriente eléctrica de la ciudad.

Posteriormente, a principios de 1906 el Sr. Arthur de Cima León, el rico y poderoso empresario, dueño de las compañías de transporte ferroviario urbano, hielo, teléfono y luz eléctrica, compra el resto de las acciones y fusiona a las empresas eléctricas y con ello se convierte en el único distribuidor en la ciudad de energía para alumbrado eléctrico y fuerza motriz, formando con ello un monopolio de este servicio. Por comentarios de gente de esa época, se dice que el control que ejerció el Sr. de Cima, a partir de ese momento en la industria eléctrica local fue tan férreo, que hizo prácticamente imposible que otra empresa eléctrica pudiera establecerse y si acaso lo intentaban prontamente eran absorbidas.

La empresa eléctrica de los De Cima, continuo funcionando exitosamente hasta el año de 1927. Es en ese año que este empresario decide vender todas las instalaciones y equipos a la Compañía Abastecedora de Luz y Agua (Alfa) representada oficialmente por los Sres. Isaac Flacker y Alexander Stephen Hammond, para dedicarse a otras actividades empresariales.

La compañía Alfa, obligada por el continuo crecimiento de la ciudad, que para ese entonces contaba con casi 45,000 habitantes, se ve precisada a realizar cuantiosas inversiones para poder seguir ofreciendo un buen servicio. En ese sentido se aboca a construir un edificio nuevo cerca del muelle y a comprar 2 motores diesel marca Worthintong de 400cv y 300cv respectivamente y con ello aumenta sensiblemente la generación de fluido eléctrico que hizo llegar a tarifas mas accesibles a la población de escasos recursos.

Al transcurrir de los años se vio que la generación de energía eléctrica era un insumo de importancia para el desarrollo del país y por lo tanto se determino que se debería crear un esquema que le diera a la nación el control sobre sus recursos energéticos. Lo que dio paso a que la industria eléctrica se nacionalizara paulatinamente; al suceder esto la compañía Alfa al pasar el tiempo (1959) pasa a formar parte de la naciente empresa Paraestatal Comisión Federal de Electricidad (1937), quien a partir de ese momento es la responsable de prestar este vital servicio a la ciudad de Mazatlán.

Orígenes de la Electricidad