Cultura Geek Blog Desarrollo Web Desarrollador Web Desarrollo de Sitios Web en Mazatlán

Turismo

Conoce Mazatlán

  1. Actividades Deportivas
  2. Camiones Tropicales
  3. Centro Histórico
  4. Cómo llegar a Mazatlán
  5. Demografía
  6. El Faro
  7. El Juego del Ulama
  8. Escuelas en Mazatlán
  9. La Tambora
  10. Las Pulmonías
  11. Mercado Pino Suárez
  12. Monumentos
  13. Plazuelas
  14. Recorrido Centro Histórico
  15. Semblanza Sindicaturas
  16. Teatro Angela Peralta
  17. Zona Dorada

Datos Geográficos

  1. Clasificación y Uso del Suelo
  2. Clima
  3. Extensión
  4. Hidrología
  5. Litoral
  6. Localización
  7. Orografía
  8. Principales Ecosistemas
  9. Recursos Naturales
  10. Vista en Google maps

Historia de Mazatlán

  1. Breve Historia de Mazatlán. Parte 1
  2. Breve Historia de Mazatlán. Parte 2
  3. Breve Historia de Mazatlán. Parte 3
  4. Breve Historia de Mazatlán. Parte IV
  5. El Agua Potable
  6. Escudo de Mazatlán
  7. Fragata Cordeliere
  8. Imagen de Mazatlán en 1931
  9. Invasión Americana
  10. La Electricidad
  11. La Peste Negra
  12. Orígenes de la Industria
  13. Presidentes Municipales

Ataque a Mazatlán por la Fragata La Cordeliére

Los invasores Franceses aunque encontraron una férrea oposición de parte de los ejércitos liberales, continuaron su avance amenazador hacia la capital de la República, frente a esta apremiante situación el Presidente Juárez, considera conveniente reforzar la defensa de la patria y así tratar de frenar el impetuoso avance francés. En ese sentido solicita ayuda urgente a los Gobernadores de los Estados y en respuesta a su llamado se organizo la Brigada Sinaloa, que se embarca del Puerto de Mazatlán el día 26 de Enero de 1863 a bordo de los navíos nacionales, “Conde Cabaut”, “María” y la goleta americana “Alerta”, no sin antes dejar una guarnición bien pertrechada para la protección del Puerto.

El Navío Francés "Palais" Barco Insignia de la Flota Francesa en el Pacífico. 1861

Nueve días después de la partida de las fuerzas Mexicanas hace su aparición en la bahía de Mazatlán, la majestuosa Fragata “Palais” que era el barco insignia de la Escuadra Francesa del Pacífico y que venia bajo el comando del Contraalmirante Nazeve. Este barco de mas de 50 cañones era escoltado por tres corbetas y solo unos cuantos días antes habían activamente participado en el bombardeo del Puerto de Acapulco, en apoyo del desembarco de considerables contingentes de tropas, de la famosa Legión Extranjera Francesa.

Los buques franceses estuvieron poco tiempo en la Bahía de Mazatlán y al parecer decidieron retirarse, por considerar que no contaban con las fuerzas de desembarco suficientes, para hacer frente a la guarnición liberal y a la vez garantizar la toma fácil de la plaza.

Durante lo que resto del año (1863) la zona del Pacífico estuvo tranquila, por el contrario los esfuerzos de guerra Franceses se concretaron a consolidar el control militar del centro del País. Lo que finalmente logran el 10 de Junio de 1863, día en que las tropas del invencible y poderoso ejercito Imperial Francés, hacen su entrada triunfal a la Ciudad de México.

No es sino hasta los primeros meses del año de 1864,cuando se corre el insistente rumor de una eminente incursión al Puerto de Mazatlán por las fuerzas navales Francesas, la razón por lo que esto se veía venir se debía a que Mazatlán tenia un importante valor estratégico, político y comercial. El puerto era, el principal atracadero del Pacífico Mexicano, por lo que se volvía imprescindible y necesario que los franceses tuvieran su control absoluto, ya que solo así afianzarían su presencia en el Noroeste de México.

Los rumores se volvieron realidad, el día 26 de Marzo de 1864, cuando sorpresivamente hace su aparición en la Bahía de Puerto Viejo el orgullo de la Escuadra naval de la Francia Imperial, la Fragata ” La Cordelière”, la que sin ningún aviso previo, furiosamente empieza a bombardear las fortificaciones del puerto, afortunadamente sin lograr daños importantes.

Fragata La Cordelière 1860

En el malecón existía una fortificación de artilleria ubicada en el Fuerte 31 de Marzo, bajo el mando del Coronel de Artilleros Gaspar Sánchez Ortega, quien ordena de inmediato se conteste el fuego con los cañones de manufactura Inglesa ahí emplazados; tan bien manejados son estos cañones que las primeras andanadas causan daños de consideración a la arrogante Fragata. La Cordelière, no obstante, de estar herida en su costado, nuevamente dispara una andanada con sus 16 cañones hacia las baterías costeras, las que causan solo algunos daños mínimos a la estructura del fuerte. Las baterías de la costa de inmediato repelieron el cañoneo y aunque no fueron tan certeros como en la primera ocasión, un proyectil hizo blanco en la proa del Cordelière; ante esta situación el Capitán Francés ordeno buscar refugio inmediato en la parte posterior de la “isla del Venado”. Ya fuera del alcance de los cañones Mexicanos, al hacer un recuento de los daños se pudo observar que el navío se encontraba seriamente averiado y que necesitaba urgente reparación para tapar las vías de agua y así evitar que se hundiera.

Durante dos días la doliente Cordelière estuvo anclada en este lugar y mientras era reparada, parte de la tropa que traía para acciones de desembarco se posesiono en algunas de las accesibles partes de la isla y desde ahí hacían sentir su presencia. Al tercer día la Fragata salió de su refugio con la intención de atacar al Puerto, pero el fuego de las baterías costeras se hicieron sentir y ante el miedo de que la nave volviera a ser seriamente dañada, el Capitán de la Cordelière ordeno desplegar sus velas y desviar su curso, para ponerse fuera del alcance de los acertados cañones Mexicanos.

El día 31 de Marzo de 1864, empecinados los Franceses por tomar el Puerto, enviaron tres botes repletos de marinos, acompañados de dos piezas de artilleria ligera, con el objeto de que desembarcaran en las “Playas del Sábalo”, que además de estar alejadas no contaban con defensas artilladas; así lo hicieron y todo marchaba bien, inclusive ya estaban tomando posiciones en la playa, cuando fueron sorprendidas por un grupo de hombres armados pertenecientes a los batallones Mazatlán, Hidalgo, y Guerrero, que con valentía los atacaron y obligaron huir no sin antes causarles, varias bajas y la perdida de uno de sus cañones de campaña.

Este enfrentamiento obliga a los marinos Franceses a regresar apresuradamente a La Cordelière, protegidos por el nutrido fuego de los cañones de la fragata, que si bien impresiono a las fuerzas Mexicanas solo les ocasiono algunos heridos.

Finalmente, en la madrugada del día 2 de Marzo de 1864 y amparándose por la aun existente obscuridad, sigilosamente la altiva Fragata La Cordelière, el orgullo de la Marina Imperial Francesa y las Goletas que la acompañaban, abandonan la Bahía de Mazatlán, dejando atrás su honor y su fama y a una entusiasmada guarnición liberal, festejando este triunfo…, que no abría de durar mucho tiempo.

Regreso de la Escuadra Naval Francesa y la Toma del Puerto de Mazatlán