Cultura Geek Blog Desarrollo Web Desarrollador Web Desarrollo de Sitios Web en Mazatlán

Turismo

Conoce Mazatlán

  1. Actividades Deportivas
  2. Camiones Tropicales
  3. Centro Histórico
  4. Cómo llegar a Mazatlán
  5. Demografía
  6. El Faro
  7. El Juego del Ulama
  8. Escuelas en Mazatlán
  9. La Tambora
  10. Las Pulmonías
  11. Mercado Pino Suárez
  12. Monumentos
  13. Plazuelas
  14. Recorrido Centro Histórico
  15. Semblanza Sindicaturas
  16. Teatro Angela Peralta
  17. Zona Dorada

Datos Geográficos

  1. Clasificación y Uso del Suelo
  2. Clima
  3. Extensión
  4. Hidrología
  5. Litoral
  6. Localización
  7. Orografía
  8. Principales Ecosistemas
  9. Recursos Naturales
  10. Vista en Google maps

Historia de Mazatlán

  1. Breve Historia de Mazatlán. Parte 1
  2. Breve Historia de Mazatlán. Parte 2
  3. Breve Historia de Mazatlán. Parte 3
  4. Breve Historia de Mazatlán. Parte IV
  5. El Agua Potable
  6. Escudo de Mazatlán
  7. Fragata Cordeliere
  8. Imagen de Mazatlán en 1931
  9. Invasión Americana
  10. La Electricidad
  11. La Peste Negra
  12. Orígenes de la Industria
  13. Presidentes Municipales

El Juego del Ulama

Nuestros antepasados prehispánicos nos legaron un tesoro invaluable de tradiciones y costumbres, mismas que le han dado un toque místico y mágico a nuestra Cultura. Una de estas tradiciones que se han conservado es el juego de pelota prehispanico que se practica en el Municipio de Mazatlán y se le conoce como el “Juego de la Ulama”.

Según los Historiadores este juego es el heredero directo del “Ullamaliztli” que era una de las expresiones deportivas mas antiguas del México Precortesiano, su antigüedad se remonta a 300 años antes de la era Cristiana y su practica estaba íntimamente ligada a la religiosidad, espíritu y actitud guerrera profesada por estos asentamientos y etnias indígenas.

De acuerdo a los relatos y descripciones que se tienen de Historiadores Españoles del Siglo XVI, el juego de la Ulama era considerado por los indios como el enfrentamiento de dos fuerzas opuestas de la que una de ellas tendría que emerger triunfante, la agotante lucha entre la vida y la muerte, el valor y la cobardía o la constante y seductora rivalidad entre la noche y el día serian solo algunos ejemplos de esta pelea continua.

Algunos naturales Españoles impresionados por la brusquedad que implicaba practicar este juego y la pasión que llegaba a causar entre los contendientes y espectadores, ya que inclusive al equipo perdedor se le llegaba sacrificar, lo llegaron a considerar algo aberrante y de raíces diabólicas.

Este misticismo pagano con el que nuestros ancestros indígenas solían practicar este juego, ese arrojo espiritual y devoción profana que se le impregnaba, fueron las causantes de que en el año de 1585 las altas autoridades eclesiásticas españolas solicitaran a sus Misioneros que se abocaran con la ayuda de los Gobernantes Virreinales, a prohibir está costumbre que ellos consideraban insolente, salvaje e inmoral.

Está actitud que tomaron los Conquistadores Españoles fue la razón por la que paulatinamente desaparecieran todos los “TACHTLIS” o campos de juego a los que posteriormente y hasta nuestros días se les llamo “tastes”; y de haber sido las principales edificaciones de los pueblos en la actualidad solo existen algunas ruinas y vestigios de esos campos en algunos centros ceremoniales indígenas.

El juego del Ulama se practicaba en tres modalidades que son: con mazo, de antebrazo y de cadera, siendo este ultimo el que no obstante, a las prohibiciones y avances de otros deportes de origen Europeo, ha vuelto a resurgir en ciertas regiones de México y muy especialmente en el Estado de Sinaloa situación que ha permitido la perpetuación de uno de los deportes más antiguos que se practicaban en Mesoamerica.

El juego de la Ulama al igual que en la antigüedad se practica en un campo al que se le denomina “TASTE”, el cual tendrá diferentes tamaños de acuerdo a la modalidad que se juegue, en el de cadera que es el que más aceptación tiene y se practica con mayor frecuencia por considerarse el mas varonil por su rudeza, estética y riesgo, el campo tiene una dimensión de 65 metros de largo por 4 metros de ancho. Esta área de forma rectangular y alargada se divide en dos partes iguales por una línea llamada “ANALCO” y sus extremos se marcan con una línea denominada “CHIVOS”.

Se utiliza una pelota de hule sólido con un peso de 4 kilos y un diámetro de 8 pulgadas, el material y los componentes que se utilizan para la fabricación de la pelota y su proceso de elaboración están como el juego mismo envueltos en un halo de misterio; lo que sí se puede decir es que afortunadamente se ha podido rescatar este secreto que es el que le da consistencia y un toque mágico al deporte del Ulama. En el juego intervienen 4 jugadores o “TAHURES” por equipo y que son: el “MALE” que es el que se encarga del tiro de saque con el que se pone en marcha la jugada, el “MALERO” que es el que cubre la parte delantera de la cancha frente al Analco, el “CHIVERO” que se encarga de cubrir la parte posterior del área de juego y finalmente el “TOPADOR” quien es el responsable de darle respuesta al saque del Male.

La finalidad del juego es mantener la pelota dentro del Taxte sin tocarla con las manos, solo se puede utilizar la parte del cuerpo según sea la modalidad que sé este jugando y se deberá tratar insistentemente y con precisión de impulsar la pelota para que caiga en la mitad del campo contrario y así tener la posibilidad de obtener un punto o “RAVIT”.

Es importante señalar que la cadera o antebrazo es protegido con fajas de cuero de piel de venado y vendas, en la cadera la faja se aprieta por un cinto o “CHIMALO” y la extensión de la venda es de 3.5 metros, esta protección sirve para amortiguar el brusco y potente golpe que se recibe al ir al encuentro del duro y pesado balón. Es preciso comentar que estas protecciones son indispensables y evitan en parte que los jugadores se lesionen; aun así se han presentado casos que un error de calculo a ocasionado que los participantes se lastimen gravemente.

El juego es vigilado y sancionado por uno o dos jueces de campo llamados “VEEDORES” los que se colocan en la línea de Analco y de allí se encargan de resolver y sancionar que no ocurran violaciones a las reglas del juego, a permitir nuevos saques o Males en los casos que la pelota abandone el Taste y autorizar cambios de jugadores que tengan que salir por lastimaduras.

Es un orgullo para México y el Estado de Sinaloa que todavía existan personas preocupadas en inyectarle un esfuerzo muy grande a la conservación y difusión de nuestras tradiciones, que sin dudarlo son el pilar que sostiene nuestro nacionalismo. Ellos han hecho que resurja una importante huella de nuestros ancestros y le otorgan a nuestra generación el placer de poder ser testigos visuales de una parte muy importante y representativa de nuestra riqueza autóctona.

Uno de los logros más importantes que ha alcanzado el Juego de la Ulama, es él poder darse a conocer Mundialmente a otras Culturas como uno de los juegos de pelota más antiguos de la humanidad; fue en ocasión del Campeonato Mundial de Fut-bol Soccer que se efectúo en la Ciudad de México en el año de 1970, que por primera vez se trasmitieron por televisión a todos los Continentes juegos de exhibición, que causaron asombro y admiración entre los televidentes de todas las naciones.

El juego de la Ulama en la modalidad de antebrazo se juega en los Municipios de Angostura, Guasave Ahome Guamuchil, Sinaloa de Leyva y el de cadera es muy popular en el Sur del Estado en los Municipios de Mazatlán, El Rosario y Concordia.

Las poblaciones del Municipio de Mazatlán en el que se practica el juego son: El Quelite, El Habal, La Mora Escarbada, Los Llanitos, La Palma Sola, Puerto de Canoas; Potrero de Carrasco y Villa Unión. Lugares en los que se acostumbra organizar en las fechas de sus festividades religiosas encuentros amistosos en los que participan equipos de diferentes poblados.